Judías Verdes Roget con Tomate

Esta receta: Judías Rochet con Tomate y Jamón Serrano es entrañable para mí, Lo es porque es de mi abuela materna, Milagros, que cocinaba como los ángeles, que fue mi primera maestra de cocina.

Siempre que las vemos en los puestos, mi madre me las recomienda, siempre nombra a su mami y lo ricas que las preparaba. No recuerda bien cómo se escribe, y mi búsqueda en internet no ha tenido resultados favorables. Mi madre recuerda que mi abuela le decía que llegaba la época de las judías moyares o mollares, no estamos seguras de su escritura. Seguiré investigando, tengo que encontrar la respuesta. Ellas se lo merecen.

Pero como os comentaba, no aparece este nombre asociado a este tipo de judías. Así que conversando con Victoria, amiga y autora del blog La Tauleta, me comentaba que en su zona por Valencia, las llaman Rochet, y son muy utilizadas en la paella.

También se les llaman Judías Enrame Buenos Aires Rojas, pero vaya título para esta receta, no sé, lo veía algo muy lejano a lo vivido… Es una judía carnosa, con un sabor y textura deliciosas, con una peculiaridad: pierde el color rojizo con la cocción.

Es sencilla, es entrañable, es una delicia, y no se me había ocurrido presentarla en casa. Esto de las ideas preconcebidas, pensar que no les iban a gustar, y no quedó nada de nada, incluso mi hijo mayor repitió, que está con la verdura a tope.  Les conté la historia, el origen de la receta, y creo que eso les motivo todavía más a probarlas y a disfrutarlas. Solo a uno de mis pequeños comensales le retiré su parte antes de añadirle el tomate, que desde muy pequeño lo rechaza sistemáticamente. Pero yo no tiro la toalla, confío en que cuando crezca, lo vaya aceptando.

Fue cuando vi la receta de Bego, autora del blog La Empana Light de Bego, que me acordé de mi abuela y de que esta receta, tan entrañable para mí, no la había compartido en el blog.

Sin más, con todo el cariño, vamos con la receta.

Ingredientes para 6 personas amantes de la verdura:

  • 1 k de judías Rochet
  • 1 kilo de tomates pera
  • 1 cda sopera de azúcar
  • 1 cda de postre de sal sin refinar
  • 1 diente de ajo
  • 100 gr de jamón Serrano a taquitos
  • 6 cdas soperas de AOVE

Elaboración:

Vamos a arreglar las judías. Para ello solo es necesario cortarles con ayuda de unas tijeras ambos extremos y cortarlas en trozos de bocado. Las lavaremos bien y las pondremos en una olla con agua y un poco de sal. Y os las muestro ya que seguro que tenéis curiosidad por verlas.

Pasos Judías Verdes con Tomate y Jamón Serrano

Las dejaremos cocer hasta que estén tiernas y pondremos a escurrir.

En una sartén profunda pondremos a freír los tomates pelados y partidos en trozos. Es muy sencillo, pues se trata de añadirles tres cucharadas de aceite, y la cucharada de sal y de azúcar. Cuando pierdan bastante jugo, cuando el tomate empiece ligeramente a adherirse a la sartén, lo retiraremos del fuego. Os aconsejo un fuego suave y taparlo porque salpica un montón. Reservaremos.

En un perol de barro pondremos tres cucharadas del aceite y sofreiremos el ajo picado, pelado y sin el germen. Solo un minuto, y añadiremos las judías escurridas, el tomate y removeremos con cuidado.

Serviremos repartiendo por encima el jamón Serrano a trocitos. Nosotros lo hacemos así porque el jamón Serrano es el alimento estrella de esta casa, pero lo mismo que lo es así tal cual, no podemos con él cocinado. Es como comer otra cosa, es desvirtuar todo su excelente y único sabor. Pero esto va en gustos, he visto que se fríe con los ajos, eso ya lo dejo a vuestro gusto.

Serviremos enseguida. Es una excelente guarnición o plato único.

Y solo espero que esta receta la disfrutéis muchísimo y os acordéis del cariño con el que generación tras generación se ha preparado cada vez…

Receta Judías Verdes Roget con Tomate

Hasta pronto.

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

0 Comments

  1. Isabel dice:

    En realidad se llaman JUDÍAS ROGET, imagino que viene del francés “rouget” que se puede traducir como rojizo (los salmonetes en francés se llaman rouget por su color rojo). Un saludo

  2. Maribel dice:

    Deliciosas, no las he probado nunca pero por la pinta apetecen y mucho, besss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *