El nombre de esta receta muy típica de mi tierra cuando nieva, Atascaburras, debe ser porque se hacía cuando había tanta nieve que no se podía salir al campo. Para mí, de las mejores, la mezcla es todo un placer y a nivel nutritivo no deja nada que desear.

También llamado Ajo de Nieve  o Ajoarriero Manchego es una de las recetas de mi tierra más ricas y más saludables.

Uno de mis hermanos, Jose, se sabe la historia mejor que yo:

“Cuentan que sus creadores fueron dos pastores que se quedaron aislados tras una nevada, y que sin otra posibilidad que añadir a un cocido nada más que unas patatas y unas espinas de bacalao, al ver que no era consistente vertieron el aceite de oliva y lo machacaron fuertemente para evitar las durezas de las espinas del bacalao. Tras comerlo dijeron a la comunidad que es una comida que “harta hasta las burras” y se dice que de ahí le viene el nombre. Se saben referencias escritas del plato desde el siglo XVII. Cuando un burro se queda atascado en el barro Manchego (muy arcilloso) al meter y sacar las patas, se produce un sonido muy parecido al que se produce al mezclar en el mortero las patatas el ajo y el bacalao”. De ahí el nombre.

Ingredientes para 6 personas: 

  • 4 patatas rojas medianas
  • 4 huevos camperos
  • 40 gr de Nueces crudas
  • 1 lomo de bacalao desalado de 200 gr
  • 1 vaso de agua de cocer el bacalao
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de aceite de oliva.
  • Perejil picado

Súper fácil:

Pondremos en un bol de cristal el lomo de bacalao bien lavado y cubierto de agua. Lo tendremos en la nevera dos días, cambiándole el agua cada cuatro o cinco horas.

Cocemos las patatas en agua durante 20 minutos, después dejaremos escurrir en un colador.

Aparte cocemos los huevos en agua con un poco de sal durante 10 minutos a partir de que el agua empiece a hervir. Luego pasaremos los huevos por agua fría, pelaremos y reservaremos.

También le daremos un hervor al bacalao para que suelte la sal, unos diez minutos, pero no tiramos ese agua, pues luego añadiremos  a la patata.

Atascaburras

Trituramos las patatas con ayuda del mazo de un mortero y vamos añadiendo aceite de oliva virgen (primera presión en frío mucho mejor) y vamos ligando con la patata. Ahora podemos añadir ese ajo picado.

Añadimos un poquito de caldo de cocer el bacalao ( pero no mucho, pues no debe quedar líquido para nada, no es un puré, sino más bien espeso).

Esta es la textura que nos debe quedar.

Incorporamos los trocitos de bacalao y los huevos cocidos partidos en trozos, reservando uno y unas lascas de bacalao para decorar.

Podemos probar de sal, pero con el bacalao y el caldo me atrevería a decir que no es necesaria.

Atascaburras

Y ya adornamos con las nueces, huevo cocido y un chorreoncito de AOVE.

En la Chef podemos cocer las patatas al vapor 6 minutos, y el resto de pasos sería igual.

Se sirve templado, con un buen pan.

Atascaburras

0 Comments

  1. Jose dice:

    Y luego una buena siesta!

  2. Jose dice:

    Cuentan que sus creadores fueron dos pastores que se quedaron aislados tras una nevada, y que sin otra posibilidad que añadir a un cocido nada más que unas patatas y unas espinas de bacalao, al ver que no era consistente vertieron el aceite de oliva y lo machacaron fuertemente para evitar las durezas de las espinas del bacalao. Tras comerlo dijeron a la comunidad que es una comida que “harta hasta las burras” y se dice que de ahí le viene el nombre. Se saben referencias escritas del plato desde el siglo XVII. Cuando un burro se queda atascado en el barro Manchego (muy arcilloso) al meter y sacar las patas, se produce un sonido muy parecido al que se produce al mezclar en el mortero las patatas el ajo y el bacalao. De ahí el nombre.

  3. lurda55 dice:

    No lo conocía. La explicación chula. Comeremos atascaburras . Bsss inma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *