Salsa de Tomate Casera

Es un truco que no podemos olvidar. El tomate frito, lo hagamos nosotros o lo compremos (biológico mejor) le añadiremos una cucharada de azúcar o estropeará el manjar más exquisito.

Tanto si lo compramos como si lo preparamos en casa, no olvidéis añadirle azúcar antes de utilizarlo. A veces no tenemos tiempo de preparar una rica Salsa de Tomate Casera, pero cuando lo hay, es una delicia disfrutar de ella en nuestros platos.

Otra opción es añadirle sirope de Ágave, que contiene un menor índice glucémico.

Hasta pronto.

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *