Platos y Guisos de Cuchara
Platos de Cuchara Tradicionales (II)
11 Noviembre, 2016
Sepia a la Plancha
Sepia a la Plancha
16 Noviembre, 2016
Mostrar todo
Pot-au-feu

Pot-Au-Feu

Hoy tenemos en el blog el gran clásico francés Pot-Au-Feu. Sería el equivalente al Cocido Madrileño, si es que hubiera que hacer forzosamente una comparación, aunque hay ingredientes que marcan mucho la diferencia.

Más bien se parecen en la forma de tomarlo. Con el caldo, una sopa y con la verdura y carne, el segundo plato. Hasta ahí, sí. Lo demás, vamos a verlo, pues muy poco que ver.

Al ser la primera vez que lo preparaba tenía serias dudas de si les gustaría, empezando por la sopa. Y es que es un caldo exquisito, pero muy diferente en sabor al del cocido. Del padre no tenía duda, pues siendo francés, era volver a su infancia, pero estos niños, nunca se sabe…

Así que a los niños les preparé sopa con una variedad de pasta y para os adultos me lancé desde el trampolín, creatividad incluida.

Le he llamado “Mi” Pot-au-feu, porque a pesar de haber respetado la base de la receta, le he añadido mi toque personal, sobre todo en la sopa.

Por lo que he investigado sobre la receta, hay cambios sutiles según cada familia o zona. Pero en esencia hoy vais a poder disfrutar en el blog de una de ellas, pues la base es prácticamente la misma que se suele preparar en la zona del sur. Hay también la opción de preparar unas albóndigas, que se cuecen luego en el caldo, pero me parecía que la cantidad de carne era suficiente.

La cosa es que me ha quedado carne y verdura, y en breve llegará una receta a la categoría Resaboreando. Recetas parar aprovechar retales que quedan riquísimas.

Así que vamos con Mi Pot-Au-Feu.

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 cebolla blanca tierna
  • 4 clavos de olor
  • 2 zanahorias
  • 1 nabo
  • 1/4 de col (repollo)
  • 4 patatas medianas
  • 1 Bouquet Garni
  • 1 hueso de añojo de ternera
  • 1 trozo de morcillo de ternera
  • 1 hueso de espinazo fresco de cerdo
  • 1 costilla de añojo de ternera
  • 6 rebanadas de pan tostado
  • 6 huevos de codorniz
  • Cebollino fresco
  • AOVE
  • 2 litros de agua mineral

Elaboración:

Tenemos dos opciones como soporte:  una olla a presión o un puchero o recipiente de barro. Yo he optado por un recipiente de barro porque tenía el tiempo para ello. Pero si no es el caso, la receta de inspiración, de un libro digital que tengo de recetas francesas, indica el procedimiento en olla exprés. Es cuestión de tiempo de cocción. Cuando lleguemos a ese paso, os explico todo.

En el recipiente elegido, pondremos el agua y la cebolla con los clavos introducidos. Llevaremos al fuego y dejaremos que llegue a hervir. Entonces añadiremos la carne, bien lavada, la verdura pelada y partida en trozos grandes y el Bouquet Garni.

Dejaremos que hierva y retiraremos la espuma que vaya subiendo a la superficie. Tiene dos funciones, desgrasamos y eliminamos impurezas. Una vez eliminada toda esa espuma, si habéis optado por la olla a presión, el siguiente paso es cerrarla, ponerle la pesa y dejar cocer a fuego medio durante una hora.

Si elegís la cocción tradicional, dejaremos cocer a fuego suave durante dos horas y media. En esta opción habrá que añadir en algún momento un poco más de agua, eso ya lo iréis viendo.

Por otra parte, en un cazo con agua y poquita sal coceremos durante ocho minutos los huevos de codorniz. Pasaremos por agua fría

Pasado el tiempo en ambos casos, colaremos el caldo y reservaremos la carne y la verdura. A mí me gusta cuando la separo del caldo, dejarle un poquito, para que la mezcla quede jugosa.

Y ahora os cuento la tradición. Se hace como en España, se hace sopa con fideos, normalmente, y se le puede añadir al caldo un poco de pan rallado. Se prueba de sal y listo el caldo para preparar la sopa.

Y de segundo se sirve la verdura y carne.

Pasos Pot-au-feu

En estos pasos es donde vais a ver mi toque personal.

Con la mitad de la carne y verdura, partida en trocitos, preparé dos cuencos para el papi y para mí, bien caliente, con la carne y verdura y caldo, por supuesto. En el centro la rebanada de pan tostado y por encima un huevo de codorniz partido en dos y cebollino picadito por encima. Y como no, un chorreoncito de aceite de oliva, pues como podéis observar en las imágenes, el caldo no lleva prácticamente grasa.

La otra opción es hacer con el caldo sopa de fideos, y servir con pan tostado y un huevo de codorniz cocido por encima. En este caso, de segundo unos filetes de ternera a la parrilla y todos bien contentos.

Como veis una receta completa, con muy poca grasa, y muy versátil. Y no hablemos del caldo, su aroma es espectacular, y es ideal para cocinar con él guisos y arroces..

Servir bien caliente.

Receta Pot-au-feu

Hasta pronto.

4 Comments

  1. Ya sabía yo que te gustaría esta receta 🙂 Efectivamente, como te dije, en mi familia, hemos introducido unos cambios a la receta original, pero básicamente, sigue siendo un pot-au-feu. Gracias Inma. Probaré tu versión;-)

  2. liamenamor dice:

    Me encanta esta receta, es cierto que recuerda un poco a nuestro cocido pero esta claro que el sabor tiene que ser muy diferente. Gracias por compartirla

  3. […] había preparado Pot-au-feu, que es de ella de quien aprendí la receta. Ese caldo caliente, en pleno diciembre, después de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *