Sé que esta receta es muy antigua y muy conocida, Boquerones en Vinagre, pero descubrí un truco hace poco para que el boquerón quedara blanco, pues a mí siempre se me quedaba como gris por algunas partes o como si tuviera sangre, así que por esta razón me he decidido a publicarlo.

Ingredientes:

  • 15 boquerones frescos ( a mí me gustan grandes)
  • 1 vaso de vinagre de vino blanco
  • Agua mineral
  • 1 cucharada sopera colmadas de sal
  • 2 ajos astillados sin el tallo
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cebollino fresco picado

Yo congelo el boquerón después de arreglarlo, mínimo tres días, así estoy tranquila.

Lo primero de todo es limpiar bien el boquerón quitándole cabeza, espina, y todas las raspas posibles y después, al congelador.

Una vez descongelados (mejor hacerlo en la nevera que directamente del congelador a la temperatura ambiente) en un bol de cristal los dejamos sumergidos en agua fría una hora. Por si os sirve, este es mi truco para que saquen toda la sangre y luego estén blanquitos.

Pasado el tiempo los enjuagamos bien y los cubrimos de vinagre y añadimos la sal. Removemos bien y a la nevera tapados una noche. Hay quien los deja 24 horas, pero a mí no me gusta tanto tiempo porque luego saben mucho a vinagre. Incluso en cuatro horas he probado y quedan genial.

Los sacamos del vinagre, los enjuagamos bien y en un recipiente de cristal, vamos colocando capas de boquerón, ajo picado o astillado, cebollino  y perejil. Así hasta terminar con el pescado, procurando que por encima de la última capa quede ajito y perejil.

Cubrimos con aceite de oliva y ya están listos para probar. ¿Cómo algo tan sencillo puede estar tan rico?

Hasta pronto.

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *