Ensalada Americana Coleslaw
Ensalada Americana Coleslaw
11 abril, 2014
La Digestión Empieza en la Boca
15 abril, 2014
Mostrar todo
Crema de Guisantes al Cilantro

Receta Crema de Guisantes al Cilantro

Hoy tenemos una deliciosa  Crema de Guisantes al Cilantro. Me gustan los guisantes crudos más que comer palomitas en el cine. Y eso es ya una barbaridad. Los compro por kilos, y me encanta sentarme y sobre la mesa de la cocina ir desgranándolos. Mi hijo pequeño me ayuda, y es muy divertido porque con frecuencia salen disparados al suelo y nos reímos mucho. Además y sobre todo es un momento único para una buena conversación con él. Hablamos de la vida, de sus inquietudes, de sus sueños y siento que no sé si es posible amar más a un hijo.

Y luego está la parte de pelar dos y comerse todos los de uno, y así podemos estar todo el rato, colocamos cinco en el bol y nos comemos otros cinco, y aun nos apetece cocinarlos y seguir comiendo.

Me gusta respetar las verduras y frutas de temporada. Y con los guisantes es tajante, nunca compro congelados, es uno de los alimentos que nada tienen que ver frescos a congelados y no me gustan nada los segundos, así que prefiero esperar a su tiempo. Pero cuando llegan nos damos una buena cura de guisantes frescos.

Quizá también sea un alimento muy apreciado para mí porque aquí nunca llegaban a ningún mercado. Y mi querida amiga Inma, me los traía desde Murcia, que iba su padre a comprar los mejores al mercado. Pero yo nunca los comía, ¿Sabéis lo que hacía? Los guardaba para la comida triturada que le preparaba a mi hijo mayor, entonces un bebé.

Y contado esto, vamos a profundizar un poco en el origen de esta bomba nutricional.

Esta leguminosa trepadora es común en la cuenca mediterránea, pero está muy extendida por todo el mundo.

Se han encontrado restos fosilizados de guisantes en yacimientos arqueológicos en el Próximo Oriente  hace casi 10.000 años. Aparecieron relativamente poco después del trigo y la cebada, así que ya se cultivaban hacia el 7800 a. C. En el 2000 a. C. su cultivo se había extendido por Europa y hacia el este a la India aunque hasta el siglo XVI solo se usaba en grano seco o como forraje. A partir de ese momento, empezó a usarse también el grano limpio.

Pues bien, es pequeña, pero dentro de cada grano es una explosión de sabor y nutrientes. Está compuesto de almidón en mayor parte pero se equilibra con ácidos grasos, un poco de proteínas, vitaminas en el germen del grupo B, minerales absorbidos del suelo y celulosa en la capa externa.

Así que vamos a disfrutarlos, que son bocado exquisito.

Crema de Guisantes al Cilantro

Ingredientes:

  • 500 gr. de guisantes frescos sin vaina.
  • 200 gr. de patata (serán dos pequeñas).
  • 1 lima (zumo y piel rallada).
  • 1 cucharada de postre de azúcar.
  • 2 cebolletas frescas.
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla.
  • 1 litro de caldo de verdura.
  • Sal.
  • Cilantro fresco o molido.

Para el caldo de verdura:

  • 1 puerro.
  • 1 tomate.
  • 1 zanahoria.
  • 1 rama de apio.
  • 1 litro de agua

Por partes:

En el litro de agua  ponemos los ingredientes del caldo y dejamos hervir hasta que la zanahoria esté tierna. Colamos y reservamos.

Mientras la verdura cuece, empezamos con la crema. Se pocha la cebolleta en la mantequilla, picada finamente, y se añaden los guisantes y la patata pelada y partida en trozos pequeños. Se le añade el caldo y se cuece a fuego moderado hasta que el guisante ceda al tenedor.

Crema de guisantes al cilantro

Si lo hacemos en Thermomix, sofreir la cebolleta con la mantequilla 10 minutos, velocidad 1, temperatura 90 grados. Añadir los guisantes, la patata y el caldo y programar 25 minutos, velocidad 1, temperatura 100 grados.

Mientras que cuece la crema rallamos la piel de la lima y reservamos. Aparte sacamos su jugo y le añadimos la cucharada de azúcar. Añadimos el jugo a los guisantes y el caldo antes de batir.

Trituramos bien hasta obtener una crema muy fina y servimos en tazas o cuencos, adornando el plato, que se lo merece, con la ralladura de la lima y el cilantro. También podemos añadir un puñadito de guisantes frescos para acompañar y/o trocitos de tortitas de arroz. Tomar templada o fresca si hace calor.

Crema de Guisantes al Cilantro

Como se trata de una crema, os recomiendo leer el Consejo antes de hacerla. Y si queréis una sugerencia como segundo plato, no os perdáis este súper rico Solomillo.

Hasta pronto.

0 Comments

  1. Laurent dice:

    Yo no soy un apasionado de los guisantes, pero así, lo probé y lo comería todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *