*Publicidad

Mantecados de Vino Blanco de Munera

*Publicidad
5/5 - (1 voto)

Estos Mantecados de Vino Blanco de Munera tenían que llegar a este blog, porque forman parte de mi infancia. Mi abuelo materno, Antonio, era munerense. No llegué a conocerlo, pero si mi madre es la mínima parte de él, ya era un gran hombre.

El principal horno del pueblo estaba a cargo de Pepito y Plácido, primos hermanos de mi madre. No había para nosotros mejores mantecados, magdalenas o tortas de manteca. Y no éramos los únicos, porque los días previos a Navidad esa calle se llenaba de coches de todas partes de España para ir a por esos mantecados. Y es que, no hay otros. os lo puedo asegurar.

Y precisamente por ello hoy os presento un intento de ellos. Después de hablar con mi tía Natalia, la mujer de Pepito, y pedirle permiso para hacerlos y compartirlos, quería darle una alegría a mi madre, que le encantan.

Solo he adaptado las medidas y la manteca la he puesto ibérica. Por lo demás, en esencia, es la misma preparación. Las hijas de mi tía Natalia crearon un blog con todas las recetas de su madre, una joya de blog, una joya de recetas que no se podían perder: Las Recetas de la Nata

*Publicidad

El caso es que quedan unos Mantecados Hojaldrados exquisitos.

Mantecados de Vino Blanco de Munera

Ingredientes para preparar Mantecados de Vino Blanco de Munera

  • 500 gr de harina de trigo
  • 375 gr de manteca de cerdo ibérica
  • 125 ml de vino blanco
  • 80 ml de zumo de naranja
  • 2 cdas soperas de alcohol
  • Azúcar para decorar

Elaboración de Mantecados de Vino Manchegos

Hay que dejar la manteca a temperatura ambiente unas horas, hasta que tenga la textura de pomada. La mezclaremos con la harina, el vino, el alcohol y el zumo de naranja. Amasaremos bien hasta que tengamos entre las manos una  masa donde todos los ingredientes sea una.

Guardaremos en la nevera la masa cubierta en la nevera, en la leja de abajo durante doce horas. Mis tíos tenían al lado del horno un patio descubierto y encima de los vehículos que tenían para repartir el pan, en escriños (como capazos o cestos grandes de esparto) dejaban la masa tapada toda la noche. Eran tiempos de noches a bajo cero, a muchos grados bajo cero.

A la mañana siguiente, calentaremos el horno (el de ellos era de leña) a 200 grados. Le iremos dando forma a la masa, extendida sobre un centímetro de grosor, y hornearemos hasta que empiecen a dorarse ligeramente.

Pasos Mantecados de Vino Blanco de Munera

Todavía calientes los rebozaremos en azúcar.

Se colocan en una fuente o bandeja para servir, El resto se puede guardar en latas, se conservan durante bastante tiempo, como mínimo un mes.

Estos mantecados que hoy pasan a formar parte de este blog son una joya, no os los perdáis.

Receta Mantecados de Vino Blanco de Munera

Si te han gustado estos Mantecados de Vino Blanco Manchegos, te recomiendo los Mantecados de Avellana y Naranja

Receta de Mantecados Caseros de Avellana y NaranjaHasta la próxima receta 😀 

Puedes estar al día de las novedades del blog en mi página de Facebook, Entre 3 Fogones y también en Instagram: inma­_entre3fogones y en Pinterest

 Inma 💖 

*Publicidad

25 comentarios

        1. Jijijiji, en los dulces navideños discrepamos 🙂 el mazapán no me gusta 🙁
          Pero es lo bueno que tiene la bandeja del turrón , que cada uno toma lo que más le gusta 🙂
          Besos .

    1. El mío lo era también 🙂
      Y tiempo en el horno unos veinte minutos más o menos a 200 grados. En cuanto empiezan a dorarse ya se pueden retirar.
      Besos 🙂

    1. Pues has encontrado una de las mejores , Jijijiji.
      Ya verás qué buenos , y cuando los hagas me cuentas , ¿Vale?
      Muchas gracias por tus palabras, son un impulso , de verdad.
      Un saludo y feliz viernes .

  1. Yo soy de Munera y de pequeña siempre comía está delicia y muchas más de este horno de tu tía. Llevaba mucho tiempo intentando conseguir esta receta porque están buenisimos . Gracias por compartir la receta. Yo también tengo un blog, si te apetece puedes visitarlo: maycaprichos.blogspot.com.es

    1. Pues bienvenida al blog, y claro que te voy a visitar.
      Munera para mí es siempre una fuente de buenos recuerdos.
      Gracias a ti, por tu visita y tu agradable comentario.
      Un beso.

  2. Hola. Yo no he podido conseguir el alcohol, lo he sustituido por ginebra y hoy he preparado otra masa con brandy. Los de ginebra salieron buenísimos. Los dejé toda la noche en la terraza de mi casa, tapados con un film. Al día siguiente los horneé, a 180 grados, primero con el fuego de abajo solamente y hacia la mitad de la cocción con el fuego de arriba y abajo. En una página de un repostero mando manchego leí, que para que su organización más, al principio había que ponerles el fuego de abajo solo.
    Son una delicia. Nosotros que somos de La Roda, los hemos comprado siempre en Munera. No sé si será la misma panadería de la que hablas en tu blog. Nosotros íbamos a la panadería de la Filo.
    Muchísimas gracias por colgar la receta. He estado probando muchísimas, Ubuntu a se acercaba a esta.
    Un saludo.

    1. Hola Trinidad. Pues el alcohol lo venden en farmacia, no debería haberte costado conseguirlo.
      Nosotros siempre en el horno de Plácido y Pepito, primos hermanos de mi madre. Y ellos dejaban la masa fuera, cubierta, y con esos bajo cero que caían, la masa era única y especial.
      Mis tíos ya no están, lo traspasaron, pero las personas que se quedaron al cargo, heredaron la receta original.
      En Albacete hay panaderías donde los traen. Antes era un tamaño único, ahora se puede elegir grandes o pequeños, pero la masa es idéntica.
      Me alegro que te hayan gustado, son, de verdad, inigualables y muy especiales para mí. Pasé ratos inolvidables en el horno viendo cómo le daban forma a la masa y los horneaban.
      Un saludo y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: