Bizcocho “Quatre Èpices”
7 marzo, 2015
Pochada de Calabaza con Puerro y Huevo “Mollet”
Pochada de Calabaza con Puerro y Huevo “Mollet”
11 marzo, 2015
Mostrar todo

Salteado de Guisantes frescosEsta es una historia entrañable y divertida, algo totalmente compatible y que aumenta su valor para mí. Por un lado, Anna, una compañera de mi universidad me cuenta que viene a examinarse de dos asignaturas y le ofrezco que comamos juntas en casa, y así, después del largo viaje, se vaya más tranquila y descansada a los exámenes. Así que tal como quedamos, viene a casa, pasamos unas horas geniales juntas y la acompaño hasta el lugar de sus exámenes. Ella ya iba un poco cansada y después de los dos exámanes le esperaban cinco largas horas de viaje; largas porque cuando uno está cansado parece que el tiempo va más lento. Yo le ofrecí quedarse a dormir si no podía con más ese día, porque la carretera cuando uno está agotado, no es un buen lugar para pasar.

Quedamos en que me llamaría al salir del último examen y como las dos ya intuíamos, estaba agotada y aceptó quedarse a dormir. Pues bien, la noche anterior yo había estado desgranando más de un kilo de guisantes frescos. Yo no sé cómo me pueden gustar tanto, me los voy comiendo crudos conforme los voy limpiando, mi pequeño me ayuda siempre y se come un montón también, así, crudos, pero aun así quedaban muchos, muchos.

Así que les puse una foto de los guisantes a mis amiguitos blogueros y Antxon, que ya lo vais conociendo y si no, aquí tenéis el enlace a su fascinante blog: Muslo y Pechuga, me dio una fantástica idea de cómo hacerlos. Así que mientras mi amiga se examinaba, yo decidí ir preparando la cena, y me lancé con la sugerencia de Antxon.

Ohhhh, ¿Por qué a veces, cuanto mejor quieres que te salgan las cosas, más se estropean? Se me rompió la guindilla, aquello picaba que ni os podéis imaginar. Yo le decía a  Anna, que no se forzara, que si no le gustaban los tiraba y ya está. Pero decidimos que los terminaríamos con una buena cerveza (la segunda, jejeje) y el huevo, ¡Qué horror! Menos Mollet de todo…

En fin, se lo comenté a Antxon, y él no podía entender cómo no había conseguido esa textura del huevo si a él nunca le fallaba. Los dos divagando y nada…Y ya se me ilumina la bombilla, que de vez en cuando funciona, y pudimos descubrir el error: el huevo Mollet se sumerge en el agua cuando el agua YA hierve y no como lo hice yo, que los puse desde el agua fría.

Pero soy terca, el “fracaso” de la cena con Anna quería convertirlo en un “conseguido”, así que me lancé de nuevo. Esta vez creo que es con la que me quedo, después de la receta de Antxon: Guisantes Salteados con Jamón.

Más que un intento de mejora es una adaptación a los gustos de casa, y contentos los dos, porque ahora tenemos, por lo menos dos formas de hacer este plato, que os puedo decir que es un regalo al paladar y sanísimo, pues el guisante fresco no tiene nada que ver con el congelado, ni en sabor ni en nutrientes.

Así que desde aquí, gracias Anna, por tu comprensión y gracias Antxon por tu paciencia conmigo y por algo que es de esos gestos que nunca se olvidan: me dio su receta antes de publicarla en su blog, lo que para mí es un acto de confianza que es lo que llena el corazón.

Vamos con la receta.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de guisantes frescos
  • 8 champiñones
  • 100 gr de jamón Serrano a taquitos
  • 4 huevos
  • 3 cucharadas de AOVE
  • 1 guindilla (opcional)
  • Para especiar: echalotte, celeri, ciboulette, mezcla de pimientas, cilantro, hinojo y sal.

 Elaboración

Pondremos el aceite a calentar y pocharemos los champiñones lavados y partidos junto con los guisantes.

Salteado de guisantes frescosCuando casi estén añadimos el jamón y también las especias y hierbas aromáticas. Añadí el jamón al final, porque me gusta con pasión, pero no cocinado, pero si os gusta más crujiente, le dejáis unos minutos más.

Salteado de guisantes frescosPonemos al punto de sal, que no va a necesitar prácticamente nada, por el jamón y reservamos. Ahora vamos con los huevos.

Ponemos en un cazo el agua a hervir con un puñado de sal y un chorreón de vinagre, para que no se rompan los huevos y se pelen bien.

Salteado de guisantesPues bien, cuando el agua rompa a hervir y con ayuda de una cuchara, sumergimos los huevos uno por uno.

Salteado de guisantes frescosY con cronómetro en mano, os lo recomiendo encarecidamente, medís cinco minutos. Cuando hayan pasado, directos al agua fría.

Salteado de guisantes frescosY ya estamos preparados para montar el plato o la fuente donde vayamos a servir. Pondremos el salteado debajo y encima el huevo Mollet roto. Y espolvoreamos con un poquito de ceboulette.

Salteado de guisantes frescosRiquísimo, riquísimo, y para que lo sepáis, Mollet viene del francés y significa blando, así que el huevo Mollet es un huevo blando, a mitad de camino entre pasado por agua y duro. Es una muy buena opción para sustituirlo por el huevo frito, tiene una textura muy, muy parecida y es más sano, la verdad.

Y estoy súper contenta con este nuevo descubrimiento, y ya tengo otra receta para preparar con el huevo Mollet, que yo creo que os va a encantar. Pronto llega.

Salteado de guisantes frescos

Para los que tengáis la Chef, yo hice el salteado en menú tapa abierta, y quedó riquísimo.

Hasta pronto.

0 Comments

  1. Inma dice:

    Buenos días Antxon. Muchas gracias a ti. Te lo he dicho más veces, pero te lo digo otra vez.
    Haber conocido personas como tú, es lo mejor de este blog y un impulso para querer dar siempre un paso más, con toda la ilusión .
    Ese cuaderno se está convirtiendo en un gran tesoro :)) Tú ya tienes la estrella en la”A”
    Y el champiñón le da un buen punto, te va a gustar .
    Feliz semana para ti también .

  2. Maribel dice:

    Felicidades Inma, el huevo mollet no tengo que probar, es una receta estupenda la de los dos,, besos

    • Inma dice:

      Muchas gracias Maribel, el huevo así es una delicia. Y la de Antxon me la haré algún día, porque tengo en casa un anti canela, y ya de ahí vinieron los cambios. Pero a mí me chifla la canela.
      Bsitos.

  3. Un plato delicioso con esos huevos mollet.
    Besos

  4. Oh, Inma! me gustaría poder darle dos veces al “Me gusta”, una por la receta y otra por la historia que la arropa, pero, para pena mía, la votación múltiple aún no es posible, aunque siempre puedo … “me gusta”, “me gusta”, “me gusta” 😀

  5. […] Si queréis hacer la receta de mi primera experiencia con el huevo Mollet, os la recuerdo: Salteado de Guisantes Frescos y Huevo Mollet […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *