Redondo de Ternera en Salsa de Verduras
Ternera en Salsa Oscura
27 Noviembre, 2015
Langostinos en Tempura al Estilo Asiático
Langostinos Salvajes al Estilo Asiático
29 Noviembre, 2015
Mostrar todo
Almendrados de Mantequilla Hindú

Almendrados de Mantequilla Hindú

Eran los últimos días de agosto. Estos Almendrados de Mantequilla Hindú vienen de una experiencia muy agradable. Mi hermana y yo veníamos de hacer una gestión y subiéndonos al coche me pregunta: “¿Inma, has probado alguna vez la mantequilla hindú?” Mi respuesta fue mirarla y decirle :”Jamás”. Y ella, Fufú, que no para un minuto, me dijo que fuéramos a una tienda a por ella. Yo le decía que era tarde, que teníamos que preparar la comida, pero si la conocierais sabríais que no acepta un “no” por respuesta :)) Me conquistaba diciéndome que cómo no la había probado nunca, que estaba buenísima, que en una tostada untada era un desayuno de primera. Y todo fue a raíz de la conversación que teníamos, pues era precisamente sobre alimentación, y en concreto sobre la mantequilla.

Y es que las dos estábamos de acuerdo en que la mantequilla tiene muy mala imagen. Pues bien, aprovechemos esta receta, que el señor de la tienda, hindú, tuvo la generosidad de contármela sin yo pedírsela, para darle un voto a favor a la mantequilla. Y nos contó que en su casa, cuando era pequeño, su madre lo preparaba pues allí se le da a los niños y estudiantes; también a las personas mayores, pues es muy bueno para la memoria y el cerebro.

Conversación que surgió a raíz de un libro que estuvimos leyendo juntas la tarde anterior, de un médico muy sabio y que explicaba todo sobre cada alimento de forma muy clara. Y también recordábamos que cuando éramos pequeños, mi madre, en cada biberón, introducía en el agua ya caliente una puntita de mantequilla a cada uno.

Como todo, en su justa medida, es necesario, pues es  un alimento que al ser humano le aporta nutrientes muy difíciles de encontrar en otros alimentos.

Y hablar de grasas lleva obligado a hablar de colesterol. El miedo que se le tiene solo al nombre. Pues no digo que haya que sobrecargar la dieta de grasas, por supuesto que no nos vamos a ir al otro extremo. Pero sí decir que hay muchos, pero muchos, intereses creados en torno a este tema. Me gustaría siempre poderme quedar en un punto medio ante las cosas, pero es una utopía, pues en muchas cosas hay que tomar una posición. El colesterol es necesario, extremadamente necesario. Para empezar sin él, no podemos procesar la vitamina D, y sin ella, estamos fuera de juego.

Siempre la duda y eterna conversación sobre qué es mejor: mantequilla o margarina. Pues la segunda, a día de hoy, todavía no conoce mi nevera.

No pretendo hacer de esta explicación un tratado científico, pues no estoy a la altura, pero sí animaros a que busquéis información, a no quedarnos con lo que nos cuenta una publicidad. A que busquéis los efectos secundarios de las estatinas, componente base de las medicaciones para bajar los niveles de colesterol. En cuanto a estas medicaciones, nos llamó la atención cómo este médico explicaba que recetar una medicación, conociendo los graves efectos secundarios, era más que hablar de salud, de ética.

Bueno, y como la intención aquí es de contaros una rica receta, vamos con ella. Os aseguro que es exquisita. Un dulce con el que vais a sorprender y a sorprenderos. Nunca habíamos probado un bocado tan exquisito y tan sano, siempre que se consuma con moderación.

Una celebración, una ocasión especial, es un buen momento para saborear esta bomba de sabor y además le estaremos dando a nuestra memoria lo que le gusta 🙂

El chico que nos atendió estaba delgado y fuerte, nos explicaba la receta con una amplia sonrisa, con un brillo especial en los ojos. Qué duro tiene que ser vivir lejos de tus orígenes…

Ingredientes:

  • 150 gr de mantequilla hindú
  • 200 gr de harina de garbanzos
  • 2 cucharadas soperas de pistachos crudos
  • 2 cucharadas soperas de nueces crudas
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 cucharadas de postre de pasta de vainilla
  • Almendra crocanti para decorar

Elaboración:

En un cazo vamos a calentar la mantequilla y cuando esté fundida añadiremos el azúcar. Una vez disuelta, iremos añadiendo poco a poco la harina e iremos removiendo con unas varillas. Cuando toda la harina esté incorporada, añadiremos la pasta de vainilla. Se puede hacer así, o trabajar el azúcar haciendo aparte un almíbar con dos cucharadas de agua y añadirlo a la mezcla de mantequilla y harina.

¿Cuándo está está en su punto? Lo sabréis por dos cositas: por el aroma y el color. Ambos cambian. La masa se oscurece y el aroma ya no es a harina cruda. Es entonces el momento de volcar en una fuente. Pondremos los frutos secos: pistachos y nueces, y dejaremos enfriar.

Aquí tenéis los pasos.

Pasos Almendrados de Mantequilla Hindú

Una vez templado, guardaremos media hora en la nevera. Una vez pasado este tiempo iremos formando con las manos bolitas y las iremos rebozando en la almendra crocanti. Un pistacho o una nuez encima, para decorar y de nuevo a la nevera hasta el momento de disfrutarlas.

Receta Almendrados de Mantequilla Hindú

Que disfrutéis mucho de este dulce bocado.

Hasta pronto.

4 Comments

  1. Es cierto Inma, la margarina es un producto muy procesado y por lo tanto no muy saludable, para las contadas ocasiones que utilizamos este alimento yo prefiero la mantequilla, siempre tengo una tarrina en la nevera. Besitos

  2. Una pinta deliciosa, los probaré. Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto al consumo de grasa.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *