Mermelada de Higos Violetas a la VainillaMi escogida, elegida y favorita. Si alguien me dijera que me tengo que quedar toda la vida con una sola confitura casera, sin dudarlo ni por un momento, sería esta: de higos violetas.

Incluso podría renunciar a cualquier sabor añadido. Bueno, es cierto que si de confituras caseras habláramos, echaría de menos la de fresas o albaricoques, pero al probar esta, se me olvidarían un poquito. Menos mal que no tengo que elegir, pero desde luego esta Confitura de Higos Violetas ocupa el primer puesto por méritos propios. Y es curioso, porque la confitura de higos verdes no está entre mis escogidas, y es que no tienen nada que ver. Siendo higos los dos, el sabor cambia como de la noche a la mañana.

Y un apunte importante. Se tiende a confundir los higos violetas con las brevas y no son lo mismo. Las brevas son más tardías, a final del verano y esta mermelada o confitura casera está elaborada con los primeros, que suelen ser más dulces.

Fue en Francia la primera vez que la probé y la vi hacer. Recuerdo que era una olla enorme, pero cuando digo enorme es enorme, y mi chiquitín quería verlo todo y yo lo sostenía en brazos, sobre una de mis caderas, y con el otro brazo yo iba removiendo la fruta con una enorme también, cuchara de madera. Recuerdo que llevaba el chupete puesto, y sin hablar todavía, me preguntaba con la mirada que qué era eso que hervía y tenía ese color tan súper bonito. Yo cogía una poquita con el chupete, le soplaba para enfriarla y se lo daba, y le encantaba. Me miraba y, haciendo ese ruidito que hacen los bebés con la boca y el chupete, me sonreía, se lo quitaba y me lo daba. ¡Quería más!

Vamos con la receta, qué buenos y nítidos recuerdos…

Ingredientes:

  • 1200 gr de higos violetas
  • 1 limón entero
  • 600 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla

Elaboración:

Es una confitura  o mermelada casera muy sencilla de hacer, y más si es tu favorita… Así que en una olla grande pondremos los higos partidos por la mitad, habiéndole retirado la puntita y un poquito de la parte de atrás.

Y añadiremos el limón partido en trozos, sin pepitas, el azúcar y la vaina de vainilla abierta y raspada.

Pondremos al fuego y cuando empiece a hervir retiraremos y dejaremos en reposo dos horas.

Pasado el tiempo, pondremos de nuevo al fuego y herviremos entre quince y veinte minutos, removiendo con frecuencia.

En estos momentos, el aroma en vuestra cocina ya va a despertar esa tan apreciada frase: “Qué bien huele…” Y ya la tendremos lista para triturar. Si os gustan las confituras con trozos de fruta, el camino ahora es diferente. Retiraremos los trozos de limón y la vaina de vainilla y enseguida, todavía muy caliente, envasaremos en los frascos, poniendo las tapas y volcando para que hagan el vacío.

Si nos gusta triturada, retiraremos la vaina de vainilla y trituraremos hasta obtener la textura deseada. Entonces, envasaremos en los frascos, y dejaremos enfriar.

Solo cuando los frascos estén completamente fríos, pondremos los frascos en su posición normal.

Este descubrimiento coincidió con la lactancia de mi chiquitín. Recuerdo que antes de irnos a dormir, me tomaba un vaso de leche con un trocito de bizocho que untaba con esta mermelada o confitura casera, para tener reservas durante la noche. Claro, ahora entiendo por qué por la noche le gustaba tanto mamar…

Receta Mermelada de Higos Violetas a la Vainilla

Hasta pronto.

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

11 Comments

  1. Diana dice:

    Me la apunto, me encantan las confituras y de higos aun mas, que bonito que te traiga esta receta esos recuerdos, eso es lo bonito de la cocina que cuando nos ponemos sello siempre hay algún recuerdo bonito que asociamos a lo que estemos haciendo

    Un abrazo

  2. a180grados dice:

    Qué rica confitura! Qué lindo que su sabor te trasporte en el tiempo 🙂

  3. lurda55 dice:

    Q rica y q buena pinta. Bs

  4. Mònica Vila dice:

    Bueno, ya va siendo hora de que me anime con las confituras, ¿no?
    Pues me guardo ésta para empezar.
    Besitos

  5. ines María dice:

    No me lo puedo creer, hoy he echo está mermelada, y ahora veo tú receta. La proxima vez la haré así, pero hoy. la he hecho sin la vainilla, seguro q debe estar de rechupete, …. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *