Croquetas de Jamón Serrano Ibérico

Hoy tenemos en el blog Croquetas de Jamón Serrano. Me atrevería a afirmar que las croquetas nos gustan a todos y mucho. El rebozado crujiente, el relleno sabroso y firme a la vez que tierno, hacen de este bocado una exquisitez.

Esta es una de las muchas maneras de prepararlas. Y creo haber encontrado un buen ajuste de cantidades entre harina y leche para la bechamel. Vamos con este delicioso aperitivo, que en casa las preparo para cenar y nunca sobran.

En esta ocasión mi madre me telefoneaba, como cada día, pues siempre hablamos de cómo ha ido el día, de cómo están mis niños, en fin, de la vida. Me preguntaba qué iba a preparar para cenar y, cuando le dije croquetas, no tardó en pedirme que le guardara una. Así que recién terminadas le aparté dos porque ya sabía yo que si no era así, no las probaría.

La verdad es que las Croquetas Caseras siempre triunfan. Y no solía hacer  a menudo porque toda la preparación me llevaba mucho tiempo, y no es de lo que más sobrada voy, la verdad. Así que cuando me ponía, hacía muchas, pero cuando digo muchas, es muchas, y preparaba bandejas y las congelaba.

Ahora, con la Cooking Chef de Kendwood todo va que vuela. La bechamel con una textura ideal y en menos de quince minutos ya está lista. Luego, en el procesador, pico la carne o troceo y una vez mezclado y frío, a la nevera unas horas. Luego, una vez fría la masa, todo me parece coser y cantar. Estoy encantada con este robot, se ha convertido en un tercer brazo que me ayuda muchísimo en todo.

Vamos con la receta de estas riquísimas croquetas de jamón Serrano, esperando  que os guste mi versión.

Ingredientes:

  • 100 gr de jamón Serrano a taquitos muy pequeños
  • 1/2 cda de café de popurri de pimientas
  • 1/2 cda de café de flor de Macis o Nuez Moscada
  • 1/2 de leche semidesnatada
  • 50 gr de mantequilla
  • 70 gr de harina de trigo

Para el Rebozado:

  • Harina
  • 2 huevos batidos
  • Pan rallado

Elaboración:

Un robot de cocina nos va a ayudar mucho, pero si no lo hay, se puede hacer perfectamente. Para ello en un cazo lo más antiadherente posible, pondremos a calentar la mantequilla. Añadiremos la harina de una vez y con varillas removeremos constantemente, hasta que la harina ya no huela a crudo pero sin tostarse apenas. Incorporaremos la leche y seguiremos removiendo enérgicamente, ahora para que la harina no se apelmace. Dejaremos hervir hasta que espese y retiraremos del fuego. Es entonces cuando añadiremos la pimienta, al gusto, y la flor de Macis o la nuez moscada.

Picaremos el jamón a trocitos pequeños y cuando la masa esté menos caliente, lo mezclaremos. Volcaremos la mezcla en un recipiente plano de cristal, taparemos y guardaremos en la nevera al menos durante cuatro horas. Si es más tiempo, mejor.

Para freír las croquetas, pondremos en un bol harina, en otro pan rallado y en otro los dos huevos batidos. Y una sartén con aceite de oliva a calentar. Iremos dándole forma a las croquetas con ayuda de dos cucharas. Iremos pasado cada una primero por la harina, luego por huevo y por último, por el pan rallado. Freiremos y dejaremos escurrir bien de aceite sobre papel absorbente.

En la Cooking Chef de Kendwood, con la batidora de varillas, pondremos a calentar la mantequilla a temperatura 90 grados. Añadiremos la harina y dejaremos cocinar durante cinco minutos. Pasado este tiempo, programaremos 15 minutos en posición 2 a 100 grados.

Una vez que el tiempo haya finalizado, esperaremos a que la temperatura baje a 60 grados, batiremos 30 segundos a velocidad 4 y añadiremos la pimienta y la flor de Macis o nuez moscada. Batiremos unos segundos a velocidad 4 y dejaremos enfriar un poco.

En el procesador de alimentos picaremos el jamón levemente, con el accesorio de cuchillas y añadiremos a la bechamel. Incorporaremos el jamón y removeremos unos segundos en velocidad 1, sin temperatura.

Como habéis comprobado en esta receta no hay sal añadida, pero creo que con el jamón no es necesaria.

Nos queda la opción en Thermomix. Para ello programaremos a 90 grados, velocidad 2. Primero la mantequilla, durante 3 minutos. Luego la harina, 4 minutos, y luego la leche. Aquí programaremos 10 minutos a 100 grados, velocidad 3. Una vez finalizado el tiempo, añadiremos las especias, el jamón picado y batiremos unos segundos a velocidad 2, sin temperatura.

Pasos Croquetas de Jamón Serrano Ibérico

Con todas estas opciones, ¿Quién se va a quedar sin preparar deliciosas croquetas? Espero que nadie 🙂

Receta Croquetas de Jamón Serrano Ibérico

Os propongo unas croquetas de arroz y zanahoria que me han encantado. Son de Sylvi, autora del blog Mis Cosillas de Cocina.

Croquetas de Arroz y Zanahoria

Y para terminar, os dejo otras croquetas que desaparecen del plato como por arte de magia…

Croquetas de Patata y Trucha Ahumada

Croquetas de Patata con Trucha Ahumada

Hasta pronto.

Croquetas de Jamón Serrano
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Imposible no rendirse ante unas ricas croquetas caseras.
Cocinera:
Tipo de receta: Entrante
Cocina: Casera
Personas: 6
Ingredientes
  • 100 gr de jamón Serrano a taquitos muy pequeños
  • ½ cda de café de popurri de pimientas
  • ½ cda de café de flor de Macis o Nuez Moscada
  • ½ de leche semidesnatada
  • 50 gr de mantequilla
  • 70 gr de harina de trigo
  • Para el Rebozado:
  • Harina
  • 2 huevos batidos
  • Pan rallado
Elaboración
  1. En un cazo lo más antiadherente posible, pondremos a calentar la mantequilla. Añadiremos la harina de una vez y con varillas removeremos constantemente, hasta que la harina ya no huela a crudo pero sin tostarse apenas. Incorporaremos la leche y seguiremos removiendo enérgicamente, ahora para que la harina no se apelmace. Dejaremos hervir hasta que espese y retiraremos del fuego. Es entonces cuando añadiremos la pimienta, al gusto, y la flor de Macis o la nuez moscada.
  2. Picaremos el jamón a trocitos pequeños y cuando la masa esté menos caliente, lo mezclaremos. Volcaremos la mezcla en un recipiente plano de cristal, taparemos y guardaremos en la nevera al menos durante cuatro horas. Si es más tiempo, mejor.
  3. Para freír las croquetas, pondremos en un bol harina, en otro pan rallado y en otro los dos huevos batidos. Y una sartén con aceite de oliva a calentar. Iremos dándole forma a las croquetas con ayuda de dos cucharas. Iremos pasado cada una primero por la harina, luego por huevo y por último, por el pan rallado. Freiremos y dejaremos escurrir bien de aceite sobre papel absorbente.
Notas
Quedan riquísimas. Crujientes por fuera y cremosas por dentro.

 

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificar esta receta: