Pochada de Calabaza con Puerro y Huevo “Mollet”
Pochada de Calabaza con Puerro y Huevo “Mollet”
11 Marzo, 2015
Sopa de Verdura en Caldo de Cocido
16 Marzo, 2015
Mostrar todo

Pan de semillasEl pan es un alimento que ocupa un lugar muy emblemático en todos los hogares. Su presencia es diaria, bien en forma de barra, redondo, de molde, más cocido, menos cocido.

Es una imagen habitual, que tengo muy grabada en mi retina la hora de salida de los niños y niñas del colegio, las mamis en la puerta, y todas con nuestra bolsa de la que sobresalen las barras de pan. Y esto da pie a una conversación, porque hay mamis que lo compran tierno porque así es como les gusta en casa. Otras bolsas destacan porque se ven las puntas muy tostadas, y es que dicen que en su casa si el pan no está bien crujiente, parece que no es pan.

Yo he ido cambiando de gustos en base a las etapas evolutivas de mis niños. Cuando solo tenía dos dientecitos, pues lo compraba más tierno. Luego descubrieron las baguettes, que para un buen bocadillo para merendar les encantaba. Pero vino la época del ratoncito Pérez, y hubo que volver al pan tierno, porque se hacían daño en las encías al morder la corteza crujiente.

Y siempre pan, digamos, limpio, nunca quisieron sorpresas en el pan. Pero todos crecemos, evolucionamos y vamos abriendo nuestra mente al mundo, un mundo lleno de posibilidades, y el pan se va ganando en casa más oportunidades de cambio.

Hay que añadir que me he cansado de comprar pan que a las dos horas parece chicle. Se está perdiendo la esencia de la calidad en muchas cosas, es una pena, pero es así.

Nada de esto hubiera ocurrido si yo no me hubiera lanzado a intentarlo. El primer paso fue la panificadora, y ya hago unos panes de molde muy aceptables. Sin embargo, quedarme ahí hubiera sido estancarme, y cerrar una puerta al mundo del pan.

Aunque no somos grandes consumidores de él, el día que no tenemos, lo echamos de menos. Y aunque no siempre me da tiempo a hacerlo, siempre que puedo lo hago en casa.

Pues bien, he encontrado una receta que es, hasta ahora, de las que más nos ha gustado. Cuatro días tierno, y no sé si hubiera durado más, porque dimos fin de él.

La receta original es de un blog que acabo de descubrir y que me ha dejado con la boca abierta: Floruca

Si todo lo que esta mujer prepara sale así de bueno, se ha ganado un pedacito de cielo, sin duda. Porque lo primero que se nota en sus imágenes es el cariño con el que elabora todo lo que hace.

Aun así, no he podido resistir esa vena que tengo de cambiar ingredientes, añadir y quitar. Y esta es mi versión, que os invito a hacer ya mismo, porque desayunar con ese pan, o comer o cenar, es una gozada.

Ingredientes:

  • 140 ml de agua
  • 140 ml de bebida de Avena
  • 20 ml de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • 1 sobre de levadura seca de panadero
  • 400 gr de harina de fuerza
  • 1 cda de postre de sal sin refinar
  • 1 cda sopera de miel Mil Flores
  • 100 gr de semillas ecológicas ( pipas de girasol, pipas de calabaza, sésamo y lino)

Elaboración:

Vamos a poner en la cubeta de la panificadora los líquidos: agua, bebida de avena, aceite, miel y la sal. Por encima la harina tamizada y la levadura encima del todo, con cuidado que no toque los líquidos.

Vamos a programar la opción de amasado. En mi panificadora dura 45 minutos. Cuando pite, le añadimos las semillas y dejamos terminar el programa. Una vez finalizado, sacamos la masa, y con aceite en las manos, vamos haciendo bolitas y en un molde las vamos colocando.

Pan de semillasCubrimos con un paño y dejamos levar una hora. Pasado este tiempo, las bolitas habrán doblado su volumen.

Pan de semillasCalentamos el horno a 200 grados. Con un pincel vamos untando un poquito la superficie de estas bolitas con bebida de avena y ponemos en el horno durante aproximadamente media hora.

Y ya tenemos nuestro pan.

Cuando ya no queme, pero sin dejarlo enfriar del todo, sacamos del molde y cubrimos con un paño húmedo, para que no se reseque por fuera.

Pan de semillas¿Queréis verlo por dentro? Pues aquí está.

Pan con semillas

También se puede hacer sin panificadora. En 40 gramos de líquido, bien del agua o de la bebida de avena, un poco caliente, disoveremos la levadura. Por otro lado iremos añadiendo a la harina los líquidos, la miel, la sal, y por último la mezcla de levadura. Amasaremos hasta obtener una masa homogénea y dejaremos reposar media hora.

A continuación añadimos las semillas, haremos las bolitas, y dejaremos levar una hora, igual que si lo hacemos con panificadora. El resto de los pasos son iguales.

Espero que os haya gustado. Es muy bueno saber lo que comemos.

Hasta pronto.

0 Comments

  1. En casa somos adictos al pan casero y hace mucho tiempo que el pan gomoso paso a la Historia, sin embargo, aún no lo había hecho con bebida de avena, ni con esta forma tan chula ¡por dentro está espectacular!

  2. floruca dice:

    Hola Inma, el pan te ha quedado espectacular! Tomo nota de tus añadidos para el próximo que haga.
    Te agradezco mucho tu cariñoso comentario, eres un encanto.
    Un beso

    • Inma dice:

      Cuantísimo me alegro que te haya gustado :))
      Espero que te guste mi versión .
      Y el cariño y el esmero es lo que me llega de ti y así lo he expresado.
      Un bsito!

  3. hoytapeo dice:

    Reblogueó esto en HOYTAPEOy comentado:
    Nos lo pedimos para merendar! Un abrazo!

  4. cada vez contemplo mas la opción de hacer pan en casa

  5. […] Pues bien, en su honor y en mi más sincero agradecimiento, os invito a que visitéis su blog y que veáis en él la Receta Original de este Pan de Cerveza. En casa, es el preferido, junto con los Muffins de Pan con Grasa de Pato y el Pan con Semillas […]

  6. Maribel dice:

    Me encanta este pan con el sabor y el crujiente que las semillas, besitossss

  7. […] La séptima receta Pan con Semillas viene de la mano de Inma de Entre3fogones. (pinchar aqui). […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *