Hoy tenemos una receta pero bien manchega: Patatas para Guarnición “Al Montón”. Patatas al Montón las llamamos en mi tierra y sin duda, una guarnición especial. También se les llama patatas a lo pobre o patatas al pelotón. Lo de “al montón” es porque quedan pegadas, y para mí, exquisitas.

Forman parte de mi plato combinado favorito: Chuletas de cordero con patatas al montón y huevo Y mira que cocino, y mira que invento, y mira que tengo ya casi 1000 recetas en el blog compartidas. Da igual, este plato combinado es el que prefiero por encima de todos. Y esto me viene desde bien pequeña.

Mi abuela y mi madre me enseñaron el sabor y textura de unas patatas al móntón perfectas. El listón, muy alto. Y siendo manchega y con el gusto por cocinar, era una guarnición que no podía dejar de pasar de generación en generación. Y el cordero pues me considero una privilegiada pues en mi tierra cuenta con la denominación de origen, exqusito.

Creo haberlo conseguido, por los continuos comentarios de mis queridos comensales. Haga la cantidad que haga, siempre quieren más.

Y no son difíciles de hacer, en absoluto, pero sí tienen su “aquél”. Que no es ni más ni menos que tratar la patata como corresponde para el uso que le vamos a dar, su calidad, y un buen aceite de oliva virgen extra. Y si la sal es sin refinar, que contiene los minerales del mar, ya bordamos estas Patatas al Montón.

En cuanto a la patata, yo prefiero la roja por una sencilla razón, queda más crujiente y absorbe mucho menos aceite. La blanca la uso más para cremas con verdura o para cocer.

Son ideales para acompañar carnes adobadas a la plancha o pescados pero también quedan riquísimas cuando la carne o pescado llevan salsa, porque cuando se mojan en ella son una auténtica delicia.

Vamos con la vídeoreceta de estas ricas Patatas al Montón y seguimos.

Patatas para Guarnición “Al Montón”

Ingredientes para 4 personas:

  • 8 patatas rojas grandes
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 cda sopera de sal sin refinar
  • 2 dientes de ajo
  • Orégano seco (opcional)

Elaboración: 

Pelaremos las patatas y bien lavadas las partiremos como para tortilla de patatas. En mi tierra, o al menos como siempre he visto hacer, se parten tal como os explico en la vídeoreceta. En trozos irregulares y de grosor ni demasiado finas ni demasiado gruesas.

Pondremos el aceite a calentar en una amplia sartén. Añadiremos las patatas cortadas y la sal y removeremos bien.

Ahora hay dos formas de hacerlas. O primero a fuego más fuerte, para que se doren un poco y luego bajamos fuego y las tapamos, o a fuego suave desde el principio y cuando ya estén bien tiernas subimos para dorarlas.

Independientemente de la forma que elijamos, lo que sí es importante es removerlas con frecuencia, para que todas alcancen el mismo nivel de cocción.

¿Cuál es la mejor forma? El resultado es muy similar, así que como más os apetezca.

Cuando las patatas ya estén doradas, añadiremos los dientes de ajo ligeramente golpeados y removeremos bien para que las patatas se impregnen de su sabor. Añadiremos el orégano si gusta y se sirven calientes.

Pasos Patatas al Montón

Y lo dicho, con un huevo frito ( para mí sin puntilla, por favor) y unas buenas chuletas de cordero, poco más se puede pedir. Solamente un poco de un buen pan.

Receta Patatas al Montón

Patatas para Guarnición "Al Montón"
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
 
Una guarnición típica manchega riquísima. Unas patatas sencillas y deliciosas.
Cocinera:
Tipo de receta: Guarnición
Cocina: Manchega
Personas: 4
Ingredientes
  • 8 patatas rojas grandes
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 cda sopera de sal sin refinar
  • 2 dientes de ajo
  • Orégano seco (opcional)
Elaboración
  1. Pelaremos las patatas y bien lavadas las partiremos como para tortilla de patatas. En mi tierra, o al menos como siempre he visto hacer, se parten tal como os explico en la vídeoreceta. En trozos irregulares y de grosor ni demasiado finas ni demasiado gruesas.
  2. Pondremos el aceite a calentar en una amplia sartén. Añadiremos las patatas cortadas y la sal y removeremos bien.
  3. Ahora hay dos formas de hacerlas. O primero a fuego más fuerte, para que se doren un poco y luego bajamos fuego y las tapamos, o a fuego suave desde el principio y cuando ya estén bien tiernas subimos para dorarlas.
  4. Independientemente de la forma que elijamos, lo que sí es importante es removerlas con frecuencia, para que todas alcancen el mismo nivel de cocción.
  5. ¿Cuál es la mejor forma? El resultado es muy similar, así que como más os apetezca.
  6. Cuando las patatas ya estén doradas, añadiremos los dientes de ajo ligeramente golpeados y removeremos bien para que las patatas se impregnen de su sabor. Añadiremos el orégano si gusta y se sirven calientes.
Notas
Una guarnición sencilla y tradicional.

Un ejemplo de una carne exquisita en salsa para estas patatas podemos disfrutarla gracias a Sylvi, autora del blog Mis Cosillas de Cocina.

Filetes de Ternera en Salsa

Si te gusta mi estilo de cocina te animo a que me sigas en redes sociales: Facebook, Youtube, Pinterest, Instagram, Twitter y Google+.

¡Hasta la próxima receta!

Comments are closed.