Mini Cupcakes para Inma
16 Agosto, 2014
Pan Tierno
20 Agosto, 2014
Mostrar todo

Hoy es mi cumple. Y para celebrarlo, una Tarta Sacher.  Mi madre dice que nací a las diez menos cuarto de la noche. Fue un parto duro, y yo, aunque nunca busqué la comida para ponerme redonda, nací bien grande.

Siempre hay un punto de regresión en un día así. Siempre miro hacia atrás, y observo el recorrido. Y creo que es bueno hacerlo para tomar tierra firme y saber dónde estoy.

Cuando era niña, mi cumple era difícil de celebrar, en pleno agosto, todas mis amigas del cole estaban de vacaciones y casi siempre lejos, así que ese día lo pasaba un poco raro, aunque siempre mi madre preparaba algo especial.

Y creo que así sigue la tradición. Ahora mi familia está pendiente de esa celebración, de cuál va a ser el menú, siempre con debate, aportando cada uno su punto de vista. Pero sin duda lo que más les atrae, es el postre. Ya os iré incluyendo el menú completo, porque he ido aprendiendo muchísimo en este año, pero de momento, no me quería ir a dormir sin compartir ese postre, del que no ha quedado nada, lo cual es muy buena señal.

Es una receta muy buscada, y al final he seguido una receta de internet pero  he modificado un par de cosas: la harina, para que los que no pueden tomar gluten, puedan disfrutarla, y el relleno, porque en casa no son mucho de mermelada.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 125 gr. de almendras tostadas picadas.
    100 gr. de harina de maíz.
    100 gr. de azúcar glass.
    100 gr. de mantequilla.
    6 huevos.
    150 de chocolate fondant.
    1 sobre de levadura.
    Una pizca de sal.

Para la crema pastelera:

  • 2 huevos y 2 yemas.
  • 1 cucharada sopera de azúcar avainillado.
  • 3 cucharadas soperas de azúcar.
  • 1/2 litro de leche semidesnatada.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 cucharadas soperas colmadas de Maicena.

Para la cobertura:
150 gr. de chocolate fondant.
125 ml. de nata líquida.
30 gr. de mantequilla.

Yo creo que lo mejor es preparar la crema pastelera el día anterior, así no quedará líquida y se trabajará mejor con ella. Si tenemos Thermomix pondremos todos los ingredientes dentro y programaremos 7 minutos, a 100 grados, velocidad 1 y luego 6 segundos, sin temperatura, velocidad máxima y luego a la nevera.

Si no la tenemos, batiremos con batidora en un cazo todos los ingredientes y pondremos al fuego , suave, durante 8 minutos y una vez fría, a la nevera.

También creo que la cobertura es mejor tenerla preparada el día anterior, y guardarla en la nevera. El secreto es sacarla unas horas antes de trabajarla, es mucho más fácil. Mi primer intento de esta tarta fue un fracaso a nivel de cobertura, porque la puse en caliente, y no conseguí el resultado que iréis viendo, así que la hice ayer y ha sido súper fácil montar la tarta.

Es tan fácil como fundir en un cazo los tres ingredientes y una vez frío, a la nevera.

Para preparar el bizcocho es importante montar primero las claras a punto de nieve y calentar el horno a 170 grados.

A punto de nieve

Y batiremos en este orden: azúcar pulverizada, sin no tenemos glas, yemas, mantequilla y chocolate fundido, harina, levadura y sal y por último, y sin batir, con cuchara de madera y movimientos envolventes, el crocanti de almendra y las claras.

Bizcocho relleno de crema

Engrasamos un molde con mantequilla, y al horno.

Lo demás va sobre ruedas. Una vez el bizcocho ya no quema, se parte por la mitad, se rellena con la crema pastelera y se cubre con la cobertura, y de nuevo a la nevera para que la cobertura se ponga compacta. Y ya la decoración es dar rienda suelta a la creatividad, pero veréis que esta tarta no necesita mucho adorno, se presenta por sí sola.

Cubriendo

Cubierta

Y este ha sido nuestro postre de hoy, con una sola vela, pues he cumplido un año, jijiji.

Casi lista

Espero que os animéis a hacerla, y os haya llegado el cariño con el que la he preparado.

Tarta Sacher

Tarta Sacher

Hasta pronto.

7 Comments

  1. Muchísimas felicidades! Seguro que habrás disfrutado de un día estupendo en buena compañía y bien cuidada. Estupenda tu versión de la Sacher. Un besazo de otro “cumpleagostero” :-*

  2. Te ha quedado genial, Inma. Me encanta tu versión de la Sacher. Lo de sustituir el relleno por la crema pastelera me lo apunto 🙂
    Lo del cumple en agosto lo comparto al 100 %. No recuerdo haber celebrado un cumple con mis amigos hasta los 18 años, en los que ya decidíamos nosotros lo que hacíamos en verano, y me hicieron una fiesta sorpresa 🙂
    Por otro lado, está bien, porque lo celebrabas con tu familia, y se hacía todo más casero. Luego eso se convierte en una tradición y al final es lo que acabas queriendo 🙂
    Bueno, acabo este rollo con un

    FELICIDADES!!

    Un besazo :*

  3. […] el postre, pues una deliciosa Tarta Sacher, acompañada de una buena copita de sidra de Francia. Un menú completo, un día […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *