Caldo de Pescado Casero con Sofrito

Llega al blog la receta de un Caldo de Pescado Casero con Sofrito. Vi algo parecido en un programa de televisión, de las pocas veces que la veo. Pero desde luego llegué en el momento adecuado, porque es un caldo exquisito.

A veces nos centramos mucho en los ingredientes que vamos a tener a la vista, pero no podemos olvidarnos de los invisibles. Porque en muchas ocasiones son los últimos los que deciden toda la receta. Cada vez cocino menos con agua. Y es que el sabor y nutrientes que los caldos caseros aportan no son comparables.

Así que aquí queda una de las miles maneras que hay de preparar un caldo de pescado casero, que me ha parecido diferente, y es por ello que lo he preparado y lo comparto con vosotros.

Ingredientes:

  •  80 gr de huesos de cazón
  • 1 zanahoria
  • 1 échalote
  • 3 rodajas finas de jengibre fresco
  • 1 cda de café de pimentón de la Vera dulce
  • 750 ml de agua mineral
  • 1 cda de café de sal sin refinar

Elaboración:

El cazón es un pescado increíblemente económico. Es el que casi siempre se utiliza para preparar el “Bienmesabe”; una tapa muy apreciada y conocida en mi tierra. Se prepara un adobo con él y luego se reboza y se fríe. Se acompaña con una mayonesa de ajo. Bien, esta es una opción, pero hay muchas más.

Yo lo utilizo mucho en los arroces de mar. Es un pescado blanco, tierno, mucho más jugoso que el mero y mucho más económico, Pues bien, este pescado tiene hueso, y es con ellos que vamos a preparar este delicioso caldo.

Las cantidades son para hacer luego un arroz para seis personas, pero si tenéis espacio en el congelador podéis doblar cantidades y congelar.

En una olla vamos a rehogar en dos cucharadas de aceite de oliva, la échalote, el trocito de jengibre y la zanahoria, todo pelado y partido en trocitos y rodajitas. Cuando esté todo dorado añadiremos la cucharada de pimentón, le daremos unas vueltas y añadiremos el agua.

Coceremos a fuego medio diez minutos. No lo dejéis mucho más porque si no amargará. Colaremos y reservaremos. Una vez a temperatura ambiente ya podemos guardar para congelar o guardarlo en la nevera para un uso cercano.

Si el uso es inmediato, no tiréis nada de lo colado, porque se puede aprovechar para la receta.

Receta Caldo de Pescado Casero con Sofrito

Hasta pronto.

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

10 Comments

  1. Que buen sabor le debe dar el jengibre, no se me hubiera ocurrido ponérselo al caldo de pescado!!!

  2. etarrago dice:

    Cosas sencillas, Inma. El único problema es que hay algunos ingredientes que no domino o no tengo en casa … pero improviso.
    Feliz noche

  3. Mònica Vila dice:

    Mmmmm… Un básico bien rico.
    Me la guardo 🙂
    Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *