Macarrones con calabacín y queso feta

Esta receta se la ha inventado mi hijo Jose Miguel. Tiene 9 años y odiaba el día que tocaba para comer crema de calabacín.

Por eso, ante mi insistencia para que coma verdura se está inventando unas cuantas recetas. Son sencillas pero eficaces. Son sus creaciones, así que se las comen encantados.

Lo primero que tenemos que hacer es rallar el calabacín. Se puede dejar la piel si lo lavamos bien.

Macarrones con calabacín y queso feta

Ponemos en una sartén con un poquito de aceite y pochamos a fuego lento hasta que esté doradito. (No echar sal, será suficiente con la salsa de soja y el queso feta).

Tardará como 10 minutos aproximadamente. A continuación echamos un chorro de salsa de soja. Removemos e incorporamos la pasta previamente cocida.

Retiramos del fuego y ponemos el queso feta. Yo utilizo el que viene en cuadraditos pequeños, los aplastamos con un tenedor y así parecen macarrones nevados. 😉

Ya me diréis que os parece. JoseMi está encantado de que haya publicado su receta.

Besotes

 

Hasta pronto, ¡Un abrazo!

Si te gusta la gastronomía y disfrutas cocinando, te invito a que me sigas en mi página de facebook y la red social que más te guste. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *